Tipos de virus

Los diferentes tipos de virus cambian según su función o la forma en que se ejecutan en la computadora.

Recicler: Su objetivo es crear un acceso directo de un programa y eliminar su aplicación original. Además al contaminar un pendrive se convierte a toda la información en acceso directo y se encubre el original de modo que los archivos no se descubren.

Troyano: Quita información o altera el sistema del hardware y en casos extremos genera que que un usuario externo controle el equipo.

Bombas lógicas o de tiempo: Son virus que se accionan por determinados acontecimientos. Puede ser una fecha, por eso se llaman Bombas de Tiempo o ciertas condiciones técnicas. En tanto no se genera la condición continúa oculto al usuario.

Gusano: Son virus que se caracterizan por duplicarse a sí mismos.

Virus residentes: Se esconden en la memoria RAM de forma permanente. Controlan e obstaculizan todas las operaciones realizadas por el sistema operativo e infectan todos los ficheros y/o programas que se ejecutan.

Virus de acción directa: No permanecen en memoria. Su objetivo es multiplicarse y operar en el mismo momento de ser ejecutados. Al activarse buscan los archivos situados dentro de su mismo directorio para infectarlos.

Virus de sobreescritura: Destruyen la información encerrada en los archivos que contaminan.

Virus de boot o de arranque: Infectan la zona donde se almacena la información específica sobre el disco y se halla el programa que permite arrancar el ordenador. No infecta archivos, sino los discos que los contienen.

Virus de enlace o directorio: Afectan las direcciones que indican donde se almacenan los ficheros. Al pretender ejecutar un programa (archivo con extensión EXE o COM) infectado por este virus se ejecuta el virus. Al ocasionarse la infección, resulta imposible localizar y trabajar con los archivos originarios.

Virus cifrados: Estos virus se cifran a sí mismos para no ser revelados por los antivirus. Para actuar el virus se descifra a sí mismo y cuando termina, se vuelve a cifrar.

Virus polimórficos: En cada ataque que realizan se cifran de una manera diferente a partir de diversos algoritmos y claves de cifrado. Así, forman múltiples copias de sí mismos e impiden que los antivirus los localicen.

Virus multipartitos: Tienen la capacidad de generar múltiples infecciones, uniendo diferentes técnicas para lograrlo. Ataca a todos los elementos que pueden ser infectados.

Virus del fichero: Infectan programas o archivos ejecutables (con extensiones EXE y COM). Al ejecutarse el programa contaminado, se activa el virus.

Virus hijackers: Secuestran navegadores de internet; por ejemplo, el Explorer. Destruyen las páginas iniciales del navegador. Imposibilitan que el usuario pueda modificarla. Este virus no permite al usuario acceder a una página de antivirus.

Virus Zombie: Secuestran PC y comienzan a controlarlas terceros. Se emplea para dispersar virus, keyloggers y procedimientos invasivos en general.

Virus Keylogger: Registra cada tecla que es tecleada y pueden reconocer los clics. Permanece oculto en el sistema operativo y el usuario no advierte que está siendo monitorizado. Se emplean generalmente para robar contraseñas de cuentas bancarias y obtener contraseñas personales.

Contra la mayoría de estos virus podemos utilizar un limpiador de virus para pc, sin embargo conocerlos y detectarlos es la primer medida de prevención ante ellos.